viernes, 13 de enero de 2006

Cómo llegué a Beauchef

Data el año de 2001.

Tiempo antes, hubo un período muy difícil en cuanto a lo económico, bajando así el ingreso per cápita de la familia. Dios proveyó, con tres becas: la Padre Hurtado de la Católica, la Universidad de Chile, y la Juan Gómez Millas, del ministerio de Educación.


Seguí contándole cómo Dios nos guió como familia por medio de su palabra tres veces para ver donde tenía que estudiar. Lo que entendimos por la palabra fue que no debía ser en la U Católica, porque lo que decían las palabras era que huyéramos de los ídolos, de Babilonia y, antes de postular pedí palabra para decidir si estudiar medicina u otra cosa, porque realmente no sabía qué hacer, y estaba desesperado a esas alturas. Me alcanzaba el puntaje para todo eso, ya tenía asegurada todas las becas necesarias y pedí palabra solo. Y esto salió:
Proverbios 22

Preceptos y amonestaciones

17 Inclina tu oído y oye las palabras de los sabios,
Y aplica tu corazón a mi sabiduría;

18 Porque es cosa deliciosa, si las guardares dentro de ti;
Si juntamente se afirmaren sobre tus labios.


19 Para que tu confianza sea en Jehová,
Te las he hecho saber hoy a ti también.


20 ¿No te he escrito tres veces
En consejos y en ciencia,


21 Para hacerte saber la certidumbre de las palabras de verdad,
A fin de que vuelvas a llevar palabras de verdad a los que te enviaron?


Y señala que Dios habló tres veces, justo como a mí!
Lo que sigue son consejos para la vida, pero, en el 24 dice esto:

Proverbios 24

3 Con sabiduría se edificará la casa,
Y con prudencia se afirmará;


4 Y con ciencia se llenarán las cámaras
De todo bien preciado y agradable.


5 El hombre sabio es fuerte,
Y de pujante vigor el hombre docto.


6 Porque con ingenio harás la guerra,
Y en la multitud de consejeros está la victoria.


La palabra “ingenio” sale muy pocas veces en la Biblia. En ese tiempo ya me daba la impresión. Hoy busqué en Internet cuantas veces aparece, y sale dos, en realidad una sola:

Éxodo 35:33

y en la talla de piedras de engaste, y en obra de madera, para trabajar en toda labor ingeniosa.

Proverbios 24:6


Porque con ingenio harás la guerra, Y en la multitud de consejeros está la victoria.


Y así llegué a Beauchef, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile a estudiar Ingeniería Civil, en ese momento Plan Común.


Y así llegué a GBU dos semanas después de empezadas las clases.


2 comentarios:

Esteban Perez dijo...

que cuática la forma en q decidiste entrar a la chile en vez de la cato... yo tire una moneda...el tipico cara o sello.... y salio la cato...debi pensarlo un poco más...o un poco menos.....

saludos james.... te toca ser vocal mañana???? si es asi... suerte.....

JamesRock dijo...

Obvio que cuático - de no ser por que me sucedió no me lo creo.

Me acabo de acordar de otra cosa.

Luego de un tiempo de entrar a la U, averigué mi número de matrícula, el cual es XXXXX777.

Casí me fui de poto cuando me di cuenta. Fue otra confirmación de que el mensaje era cierto, y había tomado la decisión correcta. Dios me puso donde estoy, y estoy feliz por ver todas las consecuencias de esto.