martes, 25 de abril de 2006

Los Pavos Reales


Ostentan, con motivos plausibles, ,aunque sin humildad, el hermoso plumaje. Quieren ser admirados mientrtas ellos mismos se admiran con necia suficuencia... ¡y lo consiguen! Pero cuando emiten algúnn sonido gutiral, ,demuestran ser sólo unos pobres, míseros y apocados pavos.

1 Timoteo 3:6

6No debe ser un recién convertido, no sea que se vuelva presuntuoso y caiga en la misma condenación en que cayó el diablo.

3 comentarios:

Impossible Prince dijo...

No me gustó la descripción del hermoso pavo real, que si bien es cierto gusta de exhibir su plumaje no encuentra reparos en compartir a su manera lo que el Buen Señor le dió.

No tengamos miedo de mostrarnos tal como somos...

JamesRock dijo...

Pues no lo escribí yo.

Pero bkn que deejes tu opinión ;)

Discípula Lúdica dijo...

Me gusta la idea original, el juego de las apariencias versus lo que mana del corazón... importante mensaje para revisarnos todos los días.