viernes, 4 de noviembre de 2005

El día después de la furia

Luego del post de ayer, ya no me sentí furioso.
Pero hoy, todavía no tengo enojo.
No enojo con los que provocaron en mí la situación para que me enojara, sino con la situación, con lo que descubrí, con lo general, y lo macro.

Pues estaba frustrado porque un servicio que estaba ofreciendo, sin que me lo hubieran pedido, fue rechazado. No fue tan tajante, pero me tiraron las orejas.

Y recordé lo que me dijo mi madre hace algún tiempo: no te ofrezcas, espera que te llamen. Me lo han dicho otros también.

Hay muchas personas que, pidiéndome mi presencia y ayuda, han terminado rechazadas por mí, por dedicarme a otras. Los he decepcionado. Y ahora, me quedo con un saldo bajo: con decepción de aquéllos que me requirieron, con el rechazo de los que intenté ayudar sin que me lo pidieran, y con mi frustración de todo esto.

De todas formas, no todo es tan malo: al estar enojado, he podido comprender mejor el carácter de mi padre, aquél a quién cuestioné y juzgué tantas veces sin comprender lo que sentía. Al irme haciendo más adulto, nuestros carácteres se ven cada vez más parecidos (debido a mi maduración), y he podido entender que la "irracionalidad" que tanto critiqué de él era frustración y expresión de sus propias emociones.

Me he replanteado el cómo sirvo: servía donde no me lo pedían, y coando me lo pedían, lo hacía de malas ganas o simplemente no lo hacía. Y como donde servía, no siempre fui bien recibido, mejor hago otra cosa: serviré donde me necesiten y me pidan, y lo demás será dedicarme a mis estudios y a mi propia vida.

Ojo, que no estoy renegando contra nadie, ni menos contra Dios, pero esta es la conclusión que obtengo de todo esto.



3 comentarios:

Esteban Perez dijo...

buena, saludos...... estaba paseando y lei tus dos antiguos post (este y el de la furia) y nada, es decir, ahora ya te habras dado cuenta de que a veces es mejor no hacer las cosas por iniciativa propia y si ayudar a los que nos lo piden (aunque lo de hacer proyectos y esas cosas es siempre, pero siempre muy importante)...bueno, me enrede, creo que entiendes de que hablo, ¿o no?

JamesRock dijo...

Sí, claro que te entiendo Esteban. Ahora me dispongo en las manos de Dios para hacer lo que Él me pida, y en sus fuerzas, no en las mías humanas.

Lady Dreams dijo...

hola, primero que todo, darte las gracias por entender mis enrrollados pensamientos, la verdad es que no me molesta que me hayas agregado a msn, cero rollo, estoy aprendiendo a conocer y aceptar la diversidad de personas, con caracteres, virtudes, dificultades etc....

con respecto a tu texto, uufff fuerte que te rechazen ,pero piensa y recuerdate que eres Fiel servidor del REY de REYES y el tiene propositos contigo donde menos te lo imaginas... sigue adelante... la frase de Hoy
" NUNCA, NUNCA, NUNCA, PERO NUNCA TE RINDAS"
segunda frase del dia: "ERES OBRA PERFECTA EN MANOS DE DIOS"

CUIDATE