lunes, 28 de noviembre de 2005

El premio de lo póstumo

Muchas gracias por incluirme en tus premios. Pero dado que has hablado, escucha.

No comparto contigo el hecho de decir que comparto todo lo que me pasa. Comparto lo que me afecta más, o lo que me hace pensar, pero no es todo lo que pasa.

De hecho, si le llaman a mi blog que cuento toda mi intimidad, están equivocados! Hay mucho que podría escribir, pero que cuaja luego de tiempo de análisis, cuando debe hacerlo. Y otras cosas nunca las he publicado.

Lo de The World Versus Jaime lo comparto. De hecho, fue uno de mis frases características desde antes de salir del colegio, y un poco después.

Pero esa fase acaba de terminar. El blog ya lo refleja. ¿Ves que ahora es Reflexiones al Viento? Mi vida ya no es una teleserie, ni mi vida una reflexión. Porque es más que eso. Al ir descubiendo más mi propósito acá en este mundo, y luego de mi última crisis, ya no soy el mismo que veías. La esencia es la misma, pero ahora sin cáscara, sino como realmente es.

Y si el blog es cebolliento, qué? Cuando escribo, expreso mis sentimientos y emociones, que pueden ser fuertes. Así soy.

Y juicio! Créeme que si enjuiciaba todo, era porque me enjuiciaba mucho a mí, y más de la cuenta, con juicios no necesariamente correctos.

Pero basta de llorar! Basta de ver la vida como una comedia, sino que desde ahora en adelante voy a arremeter contra ella en vez de defenderme. No quiero tener más miedo de actuar, y quedar paralizado. No voy a temer de lo que digan los demás, si les afecta mi ánimo, y voy a confiar más en Dios y los dones que me ha dado. Y amaré más que lo que he amado antes. Se acabó el Jaime resentido por la vida, el Jaime que no se aprecia, el Jaime Abatido.

Luego de años de cautividad, el Príncipe Jaime ha salido de su máscara, de su coraza infantil que lo protegía y aislaba de los ataques de los demás, pero también del amor de los otros. Príncipe del Desierto, en que fui sumido, pero que comenzará a dejar de ser desierto.

...

Eso sería. Menos mal que la Joy se aparece, porque hace meses espero nuevos post. Y tú tb escribe más.


9 comentarios:

Paulina. dijo...

Interesante escrito.
Te encuentro razón.

kintun dijo...

Puchis, James, relaje la vena, aprende a reír...
Mas creo que estás aprendiendo. Un abrazo.

JamesRock dijo...

Gracias July. A pesar de que no te veo hace tiempo, igual agradezco mucho tu preocupación.

He vivido varias crisis en estos últimos meses. Por eso estoy así. Pero me repondré. Sólo te pido que ores por mí.

Princesa del Señor dijo...

Jaimito.......sólo 2 cosas:

a) el amor del Señor echa fuera el temor....

b)sabes mi fono ......felíz de escucharte ...cuando lo necesits y quieras

besitos y abrazos

JamesRock dijo...

Gracias Joy. Si me siento muy angustiado te llamaré.

Que rico sabes que estás.

Guille Alcántara dijo...

Así q dando pasos eh???

Bueno...... ya era hora!!!

La tristeza solo está ahí porque nosotros le damos cabida, y podemos echarla si queremos, pero siempre implica cambios en nuestra forma de ser o tratar a las demás personas (y creo q después de todo lo q has vivido eso lo tienes más que claro)

Si te llegó la hora, entonces no te detengas a pensar, solo cree, y se hará el cambio.

Fuerza y bendiciones!!!!!

Impossible Prince dijo...

Mish... que pasa Jaime???

Sabes que no te diría algo sin tomar responsabilidad y creo que hay certeza y humor en mis palabras. Me conoces como soy y sin embargo vuelves a caer en la vieja trampa. Deje fluir hermano, deje que las cosas fluyan, sigan su curso natural si no nos reimos de nosotros mismos entonces estamos sonados, el existencialismo en si no es tan bueno como parece, el hacerse preguntas es fantastico pero ojo con la impaciencia y la imprudencia que todo lo echan a perder.

Te estimo mucho compañero de luchas... sabes que es así. Y bueno, al diablo con lo que piensen de ti, lo importante es lo que tu sabes que eres capaz de lograr y saber ayudar a los demás a alcanzar sus sueños tb.

Quizás el mejor cambio que puedes generar es el tener una mejor disposición a reirte de tí mismo, con entereza, con alegría, eso es muy intereasante y ademas hablaría muy bien de ti.

Sorry que hayas tenido que perderte la fiesta de Anita estuvo muy buena, quizás para la otra.

Un abrazo!

JamesRock dijo...

ojalá la tristeza fuera algo que dominamos con el pensamiento.
Es pura emoción, con química que, desatada, puede duras de 15 minutos a años.
No es tan simple Guille.

Por lo pronto PC, tienes razón, volví a caer.
Pero cuento con todo el apoyo de ustedes, lo cual me reconforta mucho.

Hoy me voy de carrete, en GBU Beauchef. Ojalá algún día puedan ser de todo poniente.

Thanks a lot.

Guille Alcántara dijo...

No me supe expresar con claridad:

La tristeza como sentimiento es indomable, solo encausable. Mi punto está ahí, en que haces con esa tristeza. No seremos recordados por lo q sentimos, sino por lo que hacemos.

A eso me refería con que la tristeza soolo está ahí porque le damos cabida. A que al decidir hacer lo necesario para que se valla se irá. Desde ese punto de vista, eres tú quien decide si se queda o se va, y de decidir lo primero le toca a ella ver cuando se va.

Y, claro, todo permitido por Dios con algún propósito (sin descartar que puede ser nada más para q aprendamos a sobrellevarla y trabajar para expulsarla)

Eso, Bendiciones!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

PD: a ver q sentido le encuentras al relato q puse en mi blog......