viernes, 23 de diciembre de 2005

Voracidad y Rechazo

He pasado por una serie de decepciones en el último tiempo. Las atribuí primero a aquéllas personas con que esto ocurrió, pero me dí cuentaque esto tiene mucho que ver conmigo también.

He descubierto que soy una persona voraz. No me contento con lo que tengo, sino que siempre quiero más. Esto lo puedo ilustrar como alguien que a pesar de haber comido, quiere comer más, y no se sacia. Esto me sucedió cuando era niño.

También he podido ver esto en otros aspectos:

  • En mis aptitudes académicas, siempre quiero aprender más.
  • En el liderazgo, quiero seguir avanzando en rango. (A pesar que, no siempre es esto lo que me motiva. Creo que ahora hay algo más que me impulsa, y que no puedo comprender)
  • Y en las relaciones personales, me he dado cuenta que quiero profundizar cada vez más.
Y acá viene el gran problema. Cada uno pone sus propios límites. Yo también. Pero estos límites no son iguales. Erróneamente pensé que estos límites eran recíprocos, pero no.

Obviamente, la persona me hacía saber que estaba queriendo pasar más allá de esos límites. Me sentía rechazado. Unas veces entendía, pero otras no, y seguía intentándolo, con lo cual surgía una advertencia cada vez más fuerte, hasta el grado de la reprensión. En ese momento, el rechazo era tan grande que terminaba dando media vuelta a la relación.



Y todo por mi voracidad: la voracidad de una cercanía mayor.

Creo que no debo evocarlo en el pretérito imperfecto, sino que en el presente.
Porque estos problemas todavía me afectan
Veo lazos rotos. Tal vez, para mí, irremediablemente rotos.
Me duele adentro.
Me siento frustrado.
Y hasta me enojo.

Sé que estuve mucho tiempo solo y aislado. La autonomía es una de mis mayores herramientas de resiliencia. Pero percibí tantas agresiones de afuera que me convirtieron en una persona solitaria...

Pero no quiero justificarme con esto.
Acepto mi responsabilidad en todo esto.
Y no quiero volver a traspasar estos límites.
No quiero continuar destrozando mis amistades por mi voracidad.
Me quiero conformar con la cercanía que me den.
Aunque no sea lo que quiera.
Otros reemplazarán lo que algunos no me den.
Como ya ha sucedido ahora.
Como lo dicho en la Decepción Fraternal.

Hay una parte del Fruto del Espíritu que me hace falta tener, que necesito, y que siento que Dios me ha llamado a desarrollar en este tiempo.

PAZ.


8 comentarios:

Kreare dijo...

Lo que escribes es el comienzo de la libertad, y de comenzar a disfrutar. Ànimo Jaime, no estas solo, jamàs lo has estado, Dios sabe y conoce los deseos de tu corazòn y jamàs dejarà de cumplir sus propòsitos en ti, a pesar que muchas veces duelan horriblemente, pero tambièn es parte del amor de Dios que anhela darnos un fin mejor.

JamesRock dijo...

Muchas gracias Kathy...
Me siento comprendido.

Es un estado intermedio entre sufrimiento y libertad.
Es como un parto.
Un nacimiento.

Por eso, a veces estoy feliz,
y a veces triste.

Espero sus propósitos.
Creo que los estoy percibiendo.

destacado dijo...

Animo amigo. Son preciosos tesoros los que te son revelados.
Tienes dones únicos, fantasticos.
No dejes que se opaquen, por defectos (universales, porque todos los tenemos)que poco a poco son pulidos.

A todo esto, ¿viste la pelicula Voraz?...jaja... sorry. no tiene nada que ver con este tema.

Guille Alcántara dijo...

mmmmmmmmmmm.....

No creo tenere mucho q aportarte al respecto, ya que he pasado por ese mismo problema hace un año aprox.

Y sinceramente no recuerdo cuando cambiaron las cosas, pero ahora puedo decirlo: tengo amigos (y varios) q me comprenden y han "expandido sus límites de confianza" a un nivel que jamás pensé.

No hay claves para esto, pero hay algo que puede provocarlo, y es el no buscar más de los otros, sino entregarse más uno. Ahí ves quien responde y quien ignora, y presto! tienes a la gente que se interesa en ti, y ahí puedes iniciar un "proceso" de entrega "incondicional" (la palabra que más sale en el nuevo testamento, pero jamás de forma explícita) viendo como, sin buscarlo, la gente se abre y comparte.

Humilde opinión, y si fue demasiado loca relájate, hace tiempo ya que asumí q estoy loco......

DTB!!!!!!!!!!!!!!!

Princesa del Señor dijo...

Tal como te dijo la katita, estás a un paso de la bella libertad!!!!!! Cuando uno dice pushis tengo debilidaes y cosas que mejorar,es el permiso que tu le das al Señor para que venga y haga maravillas en tí más de las que ha ha hecho....

Ánimo Jaimito en este proceso ,sé que te llegarás a asombrar de lo que el Señor hará en tu corazón

cariños,

JamesRock dijo...

Jojojo...
thanx

A ver...
Con el libro que me prestó la Kathy, creo que ya estoy entendiendo porqué cierta persona me dijo cierto comentario que me afectó tanto, y porqué lo hizo.

Este libro se llama "Temperamenteos controlados por el Espíritu" de Tim LaHaye. Me está gustando mucho este libro, y estoy entendiendo el comportamiento de varios..

Y no Gus, no he visto Voraz. no soy tan bueno para ver películas.

Creo que lo tuyo Gye suena lógico, así que te haré caso. Ha resultado, pero no me había dado cuenta.

Y, sabes Joy? No puedo entender qué está haciendo Dios en mí. Creo que se fue lejos de mi razón, y no tengo idea la implicancia de estos últimos días.

Marcelo IB dijo...

hola james

tu foto de presentaciòn es lo mejor
estoy entrnado al mundo de los blog

y creo que estaremos màs conectados

JamesRock dijo...

Gracias Mercelo.
La hice con los programas que trae el cable del celular.
Pues nos leemos.