jueves, 29 de junio de 2006

La Fe No Nos Aisla De La Tristeza

La promesa de esta semana: Dios borrará el dolor para siempre

Canten al Señor, ustedes sus fieles;
alaben su santo nombre.

Porque sólo un instante dura su enojo,
pero toda una vida su bondad.

Si por la noche hay llanto,
por la mañana habrá gritos de alegría.

Salmos 30:4-5

La paz les dejo; mi paz les doy.
Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo.
No se angustien ni se acobarden.

Juan 14:27

Lazo de comprensión

Hay un lazo inmediato de comprensión entre personas que han sufrido privaciones o pérdidas similares. Padres que han perdido hijos, viudas y viudos, y familias con pacientes de enfermedades terminales, todos encuentran consuelo y aliento en presencia de aquellos que han sufrido un sufrimiento similar.

Pablo exhorta a los creyentes a ver oportunidades tanto para dar consuelo como para compartir el consuelo de Dios y usar sus propias experiencias de dolor para bien. Raramente conocemos porqué los sufrimientos y las pruebas entran a nuestras vidas, pero podemos saber qué quiere hacer Dios por medio de nuestro dolor.

¿Quién de los que conoces ahora necesita una palabra de aliento o consuelo, que tu experiencia te ha preparado para dar?

2 comentarios:

verito dijo...

gracias......

Nat=wely dijo...

Gracias por el regalo Jaime!
de verás lo necesitaba, en realidad siempre lo necesitamos, para darnos cuenta del amor y el gran amor del Creador!!!


Dios te llene de sabiduría siempre

::♥::

PD: Me hubiese gustado ir a su santa sede, más la voluntad del Padre es perfecta.